Sobre

Maquinamos crisis precisamente allí donde la socio-antropología pretendió fabricar al “otro”. Habitamos un hogar precario en el recomienzo del marxismo; un hogar forjado en la disciplina del encuentro incierto, que produce sujetos inéditos al tiempo que redefine el campo de lo posible. Más info aqui.