Geral Marx e nós(otros)

Contra la escatología ecologista

Por Tomás Guzmán Sánchez

Imagen producida por el autor.

El virus no es la ley intrínseca de la muerte que impone la naturaleza a un cuerpo que ahora considera como su enemigo, como si la naturaleza se basara en dicha dicotomía. Más bien, creo que el virus nos lleva a hacernos conscientes de que no hay naturaleza para el humano que no sea humana y que, como tal, somos parte de la naturaleza. Este virus fue producido por el humano, como parte de su producción de humanidad, que es su naturaleza y, hay que decirlo, esa naturaleza es tóxica. No porque el humano sea tóxico per se, sino por que las relaciones de producción de la sociedad capitalista lo son, incluso contra lo humano mismo. Pero esto no necesariamente tiene por qué ser así.

Textos relacionados que podrían interesarte: El antropoceno como fetichismo; O desafio de Marx à Razão Antropológica; Expropriação de territórios indígenas e aprofundamento da dependênciaBruno Latour e o afirmacionismo contemporâneo; Elementos para uma crítica do novo materialismo; Taller marxismos con antropologías.

* * *

El filósofo Guillermo Pérez la Rotta publicó, en el mes de abril, una reflexión sobre la muerte y el virus que anda circulando ampliamente en la boca de varios conocidos. Como buen filósofo, en su escrito, Pérez la Rotta supo sintetizar muy bien una línea de pensamiento cada vez más común en el mundo y, por supuesto, mucho más acentuada en épocas de COVID-19. Se trata, pues, de una suerte de teología ecologista, narrativamente similar a la cristiana:  la ciencia como pecado original sobre la naturaleza que nos habría terminado por expulsar de esta debido a nuestra arrogancia; el no arrepentimiento por los crímenes contra la naturaleza, que en vez de sopesar soluciones radicales para  resolverlos nos pide que nos sintamos pecadores; y,  por último, como no podría faltar en una narración de inspiración cristiana, una escatología que reza lo siguiente: la naturaleza se ha levantado frente a nosotros con un virus que nos recuerda la inexorable ley de la muerte.

Pues bien, a pesar de que se trata de una lectura particular de Pérez la Rotta sobre esta escatología ecologista, lo cierto es que actualmente se extienden con bastante beneplácito varios de sus postulados, que de nuevo hacen eco del mito de la escisión entre el hombre y la naturaleza –  mito, por demás, puramente capitalista. Es en contra de dicho argumento que va dirigido este escrito, ampliamente inspirado en los Manuscritos Económico Filosóficos de Marx  y las reflexiones del colectivo Chuang sobre el COVID-19.

El virus no es la ley intrínseca de la muerte que impone la naturaleza a un cuerpo que ahora considera como su enemigo, como si la naturaleza se basara en dicha dicotomía. Más bien, creo que el virus nos lleva a hacernos conscientes de que no hay naturaleza para el humano que no sea humana y que, como tal, somos parte de la naturaleza. Este virus fue producido por el humano, como parte de su producción de humanidad, que es su naturaleza y, hay que decirlo, esa naturaleza es tóxica. No porque el humano sea tóxico per se, sino por que las relaciones de producción de la sociedad capitalista lo son, incluso contra lo humano mismo. Pero esto no necesariamente tiene por qué ser así. La idea de que el ser humano se produce a sí mismo, es la idea misma de que el humano no produce siempre lo humano en semejanza consigo mismo. Todo proceso de su producción no es otra cosa que el cambio. De ahí el virus sobre el cual lo humano, consciente o no, está produciendo una cierta forma de humanidad que ya no va a ser la misma de antes. Esto equivaldría a decir que es la sociedad capitalista la que se ha infectado de un virus producido por ella. Que esa infección nos recuerda que somos seres genéricos que, como tal, no tenemos defensas biológicas para el virus y que, sin embargo, debemos crear defensas para ello. Y todas esas defensas, biológicas o no, son producto de la sociedad, hecho de un esfuerzo de cooperación social que debería pertenecer al humano de forma genérica, como todo esfuerzo de cooperación, porque es la base del trabajo de todos – por ello la renta básica, la salud y la ciudadanía deberían ser hoy y siempre universales. En ese sentido, no es el virus el replicante, sino que es el humano el replicante del virus y, como tal, su lucha genérica es por la vida. Lo que ahora está en cuestión es si es la existencia de un virus – que aunque “muerto”, se reproduce al infectar nuestro cuerpo – o si es la vida humana desnuda. Y, aquí es donde viene mi respuesta sobre la muerte o sobre su pulsión, que no es Ley de nada: probablemente no podamos matar a un virus porque es algo que extrapola los criterios de lo viviente y lo inerte, pero sí podemos matar a la humanidad que produjo el virus, lo que supone matarnos a nosotros un poquito, experimentar la pulsión, produciendo otra humanidad que se repiense sus relaciones de producción y la producción de su naturaleza.

Por supuesto no basta con decirlo, hay que actuarlo. Pero la lucha no será contra el virus, al cual, de alguna forma, deberemos incorporar a la producción de lo humano, haciéndonos medio replicantes – como en Blade Runner –, sino con las relaciones sociales que produjeron el virus, así como producen las desigualdades y las violencia que hoy se agudizan con la propagación del mismo. Es decir, la lucha es anticapitalista.

O Grupo de Estudos em Antropologia Crítica é um coletivo independente que atua na criação de espaços de auto-formação e invenção teórico-metodológica. Constituído em 2011, o GEAC se propõe, basicamente, a praticar “marxismos com antropologias”. Isto significa desenvolver meios para refletir, de maneira situada, sobre os devires radicais da conflitividade social contemporânea. Delirada pelo marxismo, a antropologia se transforma, para o GEAC, numa prática de pesquisa e acompanhamento político das alteridades rebeldes que transbordam e transgridem a pretensão totalitária do modo de produção vigente e da sua parafernália institucional.

0 comments on “Contra la escatología ecologista

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão /  Alterar )

Google photo

Está a comentar usando a sua conta Google Terminar Sessão /  Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão /  Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão /  Alterar )

Connecting to %s

%d bloggers like this: